Inspiración

¡El Arte de Agradecer!

Faltan alrededor de 40 días para terminar el año 2023. A mi alrededor puedo sentir el ajetreo de llenar la agenda con posadas, las últimas fiestas infantiles del año, comprar regalos, decorar, hornear, y visitar a la familia. Uff, mi alma necesita tomar varios respiros a lo largo de estos últimos 40 días del año. ¿Tu alma también?


“Mientras puedas dar gracias, el gozo será siempre posible.”

– Ann Voskamp.

Pauso, como he aprendido (lentamente) que es un acto de sabiduría en medio del caos. Con cada “alto”, muchas veces forzado, respiro y comienzo a notar lo que es urgente y lo que no. Tomo conciencia de dónde poner mi “sí”, con las pocas fuerzas que me restan este año tan intenso emocionalmente. Y dónde puedo seguir practicando el “no” más dulce, claro y sincero.

Pero es difícil, lo sé…¡oh, claro que lo sé! El corazón desearía poder con todo, pero no estamos hechos para sostener, mucho menos para salvar todo y a todos. Al menos no esta mujer introvertida, cuya alma necesita tanta delicadeza este cierre de año.

Así que hoy, a mi alma y a la tuya, las quiero invitar a esta delicadeza que realmente nos llena, sin dejarnos vacías por el cansancio, el ajetreo, las agendas llenas, las manos y las mentes ocupadas en tanto que nos desborda. ¿Lista?…

Pausa.
Respira profundo mientras sonríes (3 veces).
Y cuenta 5 regalos que agradeces hoy.

Quizás tu lista tiene cosas sencillas como: sentir el viento en tu rostro, poder caminar, desayunar delicioso, los abrazos de tus hijos, el chocolate sorpresa que te llevó tu esposo o tu amiga, tener un hogar.   

Nuestros últimos 40 días del año, no necesitan cargas pesadas, listas interminables de pendientes, decir “sí” a cada fiesta y/o reunión. Nuestra alma llegará al final de este año, mucho más sonriente y en paz, si podemos nutrirla de silencio, sencillez, y gratitud.

Pausar y agradecer, contar bendiciones, notar a Dios amándote; es un arte. Toma tiempo, algunos tropiezos cuando quieres acelerar demás, pero sobretodo un corazón que más allá de “lograr hacer todo estos últimos 40 días del año y creerse exitoso”, desea terminar el año con calma, entregando todo lo que pudo y lo que no. Un corazón que sabe ser agradecido, sencillo, y está lleno de paz para compartirse con todos alrededor.”

Ese arte es el que quiero seguir practicando. ¿Tú también?

Nuestra alma llegará al final de este año, mucho más sonriente y en paz,
si podemos nutrirla de silencio, sencillez, y gratitud.

Imagínate terminar estos últimos 40 días del año, en calma. Mientras tomas una taza de té o chocolate caliente, pausas (aunque sea forzadamente unos minutos) sonríes y comienzas el arte de agradecer, para llenarte de paz y llenar de esa paz a tu alrededor.

Con gran cariño, vivamos el arte de agradecer.

Mariana López.

*************************

Claro que además de dejarte algo de música, te quiero recomendar 2 aplicaciones que me encantan para PAUSAR Y AGRADECER (Da click sobre las letras):

One Minute Pause

Rezando Voy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *